Resolución 4102/2010 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación

Resumen: Ante un pedido de la Procuración, la Corte Suprema resolvió que el Banco Nacional de Datos Genéticos realice los estudios para identificar a posibles hijos de desaparecidos y no el Cuerpo Médico Forense.


La Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió que en las causas en donde se investiga la apropiación de hijos o hijas de personas desaparecidas que hubieran sido secuestrados junto a sus padres o hubiesen nacido durante el cautiverio de sus madres deberá intervenir el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) y no el Cuerpo Médico Forense para la realización de los estudios de ADN.

El Máximo Tribunal tomó esa decisión en base a la ley 26.548, que fuera sancionada en noviembre del 2009, y que creó y dio facultades al BNDG.

Para la Corte, “es función del mentado organismo actuar a través de su director general técnico y el resto de los profesionales que lo integren como peritos oficiales exclusivos ante los jueces competentes en las causas penales que tengan por objeto la identificación de las personas mencionadas”.

Texto de la resolución